¡Bienvenidos a Teletubilandia!

Posted by: | Posted on: noviembre 15, 2013

Buenos días,

Veréis. Un día hice una prueba increíble, probadlo si podéis. Cogí un “bulletí” y se lo llevé a unos amigos. Les dije: “mirad, aquí vivo ahora”. Ellos me decían:”¡Ala qué CHULO!” Lógicamente no conocen la realidad del pueblo, solo veían en esa revista la falsa realidad que muestra. En nuestro pueblo hay personas con necesidades, que pasan hambre, niños que no tienen comida y familias con impagos de hipotecas, situaciones de las cuales nuestra revista municipal no se hace eco.

Teletubilandia se sostuvo en los primeros años de crisis, como una “burbuja” en medio del desierto. Pero era cuestión de tiempo -de presupuestos-, que terminase por reventar. Mantener esta ciudad cuesta mucho dinero. Nos estamos quedando sin industria, no se venden pisos y hay gente con serios problemas para pagar el IBI, además de otros impuestos. Somos muchos los que estamos viendo cosas que no concuerdan. Vemos que se construyen equipamientos públicos que no se pueden mantener, que los parques cada día están mas deteriorados, y vemos cómo se solucionan las cosas “por las bravas”; si un banco de madera se rompe cada año “prueba a poner un banco como los del canal”. ¿Alguien ha visto un banco del canal roto? Si es así, decírmelo. En 20 años no lo he visto. ¡El mantenimiento es nulo! Pero claro, quizás no es tan “chulo”.

El estado del pavimento de algunas calles, entre ellas la principal, es un desastre. La Avenida Barcelona tiene unos socavones increíbles, la salida del párquing del pabellón Salvador Gimeno está hundida literalmente, el “campo de futbol” de detrás parece un patatal. Intenté jugar a fútbol un día allí y lo dejé por imposible. Además una ciudad que fomenta -dice fomentar- la bicicleta y el coche eléctrico, debería instalar aparcamiento gratuito para bicicletas y puntos de recarga públicos para coches eléctricos. ¡El del cementerio no sirve!

Por cierto, el nuevo instituto (la extensión del Pedrol), quedará muy, muy bonito en unos barracones (sarcásticamente hablando,claro), pero el centro de arte ese que se ha cedido a una entidad privada habría sido quizás un instituto increíble en nuestra ciudad.

Un saludo VECINOS.

Facebook: Alejandro Expósito Piedra

Twitter: @jandrodice





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *