Cochino jabalí.

Posted by: | Posted on: febrero 4, 2014

“Cuando los ricos se hacen la guerra, son los pobres los que mueren”.  Jean Paul Sartre

La pasada semana, leyendo la información sobre la rotunda negativa de Mariano Rajoy a cualquier posibilidad de negociar una consulta soberanista “ilegal” en Cataluña (y que fue escenificada en la Convención del Partido Popular celebrada en Barcelona) llegué a otra noticia que resultó ser subsidiaria de la que recogía la intervención del Presidente del Gobierno español…

Les diré que por aquellas cosas que tiene una mente retorcida como la mía, vino a mi memoria el artículo 44 de la Convención de Ginebra en relación al trato de los prisioneros de guerra. Dicho artículo versa como sigue: “Los oficiales y los prisioneros de estatuto equivalente serán tratados con las consideraciones debidas a su graduación y a su edad”. En resumen, tendrán un trato de privilegio de acuerdo a su estatus.

Y aquí llegamos a la realidad bien explicada y sin vendas en los ojos, observar debemos. Mientras la tropa es prescindible, a los Estados Mayores ni por asomo se les toca. Pacto entre caballeros que al fin de esta historia, “pertenecemos a la misma clase y nos educamos en los mismos colegios”.

En las dos riveras del río unos gritaban “Santiago y cierra, España” y otros “Visca Catalunya”. Al cabo, enardecer a la tropa es obligación del mando, otra cosa es pretender que la oficialía baje del caballo y luche a tu lado. Teatro, mucho teatro, un mal libreto el representado, pues al día siguiente tranquilos y acicalados, los supuestos contendientes, compartieron pitanza lado a lado.

Casi 260 empresarios y políticos significados en las dos posiciones de la cuestión “Cataluña–España” se reunieron para comer bajo el que se ha denominado “espíritu de la Fonteta” (pueblo de Girona) para buscar vías de diálogo y cooperación. Difícil entender lo pretendido, pues tan solo una jornada antes, pareciera que el odio cualquier comida hubiese malbaratado.

Disculpen lo tedioso de lo que ahora les expondré. Se trata de un cansino listado cuyos nombres les dirán de que iba la bacanal. Asistieron las siguientes gentes de calidad: Artur Mas (President de la Generalitat), Ana Pastor y José Manuel Soria (Ministros del Gobierno), Joan Rosell (Presidente de la CEOE), Esperanza Aguirre (Presidenta el PP de Madrid), Javier Godó (Editor de La Vanguardia), Pere Navarro (líder del PSC), Alicia Sánchez-Camacho (Presidenta del PPC), Josep Maria Pelegrí, Ferran Mascarell y Felip Puig (Consellers de la Generalitat), María de los Llanos de Luna (Delegada del Gobierno en Cataluña), Xavier Trias (Alcalde de Barcelona), Enric Millo (portavoz del PPC), Jordi Pujol (ex presidente de la Generalitat) y su esposa, Marta Ferrusola, Elena Salgado, Rodrigo Rato y Narcís Serra (ex vicepresidentes del Gobierno), Marcelino Oreja y Cristina Garmendia (ex ministros), Joaquim Molins (de CIU), Jordi Vilajoana (secretario general de Presidencia de la Generalitat), Joaquim Gay de Montellà (Foment del Treball y Patronal Catalana), Joan Gaspart (Turismo de Barcelona), Sixte Cambra (Presidente del Puerto de Barcelona), Joan Maria Nin (Director General de la Caixa), Arturo Fernández (Patronal Madrileña), Jaume Guardiola (Banc de Sabadell), Joaquim Coello (Applus), Ángel Simón (Agbar) y Marc Puig (Grupo Puig).

El encuentro de tanta oficialidad viene a recordar aquel refrán tan antiguo que así se entesta en versar: “reunión de pastores oveja muerta”. Pues si de concordia y diálogo pretende tratar esta reunión que celebran cada año, es un puro recordarse que entre ellos no han de hacerse daño. Por cierto, el menú consistió en un civet de jabalí (el “civet” es una receta para carnes de caza que se caracteriza por el marinado previo con vino negro, cebolla y sangre del animal).

Pobre jabalí de las Gavarras que libre correteaba por el bosque, final intuido el tuyo. Muerto casi sin enterarte, troceado y macerado, cocinado con esmero y regado con buen vino, entre todos te comieron…

POLÍTICA ÉS MORAL.
Facebook: Josep Andreu García Cuestas

Twitter: @JosepGarcaCuest





One Comment to Cochino jabalí.

  1. damian dice:

    me gusta el radactado y su contenido,la versa tambien esta bien pero hay palabras de la antigua habla que de detallan mejor a los hildeputas,que en pocas palabras eso quiere decir con el jabali macerado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *