¿Gestiono o me enamoro?

Posted by: | Posted on: julio 16, 2013

Hace unos días asistí al consejo escolar de mi municipio y escuché algo que quiero compartir con quien lea este artículo.
Resulta que todos los ciudadanos pagamos nuestros impuestos y esperamos que nuestros representantes optimicen dicho dinero para el bien común de toda la comunidad.

Parece chocante oír en un consejo escolar las palabras de la Regidora de Educación cuando dice que ella y el Sr. Alcalde de Sant Joan Despí se han enamorado de un proyecto que supone ceder unas instalaciones públicas durante 15 años. Concretamente las instalaciones del Pascual Cañís, CEIP desaparecido hace unos años en el barrio de las Planas de Sant Joan Despí.
Este hecho requiere varias reflexiones:

1) La ciudadanía no lo conocía, o sea, parece ser que ha sido un capricho del Alcalde. Se ha anunciado en El Butlletí como un hecho consumado.
2) No conozco la existencia de un concurso público.
3) Acepto que es un proyecto diferente, necesario y no existente pero no acepto que se haga por la vía privada. Ésta convierte el proyecto en PRIVILEGIO de unos pocos con instalaciones públicas de todos.
4) La entidad agraciada es “El Brot” a través de una fundación sin ánimo de lucro pero con cuotas, según ellos sociales. A cambio de la cesión del espacio público los agraciados repararán las ventanas ( palabras de la Regidora de Educación).
5) La situación choca teniendo en cuenta las necesidades del municipio, que requiere un nuevo instituto, el cual, por razones presupuestarias se da por perdido. La alternativa al nuevo instituto serán unos barracones para dentro de 2 años. Se consideró el CEIP Pascual Cañís no apto como instituto por ser una instalación de primaria y ahora sí que sirve para un instituto artístico.

Conclusión a los puntos anteriores:
Nuestros jóvenes estudiaran en barracones mientras un opción privada utiliza espacios públicos para hacer un instituto artístico, y lo más grave es que no se ha consultado a los ciudadanos. Yo no acepto que mi dinero pague caprichos de mis representantes cuando las necesidades básicas del municipio no están cubiertas. Además denuncio la manera poco democrática de gestionar lo público.

José Luis García Romero.

 





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *