GRACIAS.

Posted by: | Posted on: mayo 27, 2019
Se acabaron las elecciones municipales en Sant Joan Despí. El PSC ha vuelto a ganar de manera incontestable. Les felicito muy cordialmente; hoy de manera pública, anoche privadamente. Al resto de partidos también hay que felicitarlos, el trabajo en estos días es agotador, y todo esfuerzo merece al menos un reconocimiento con independencia de los resultados de cada uno.
 
Pero especialmente a vosotros, a quienes estáis leyendo estas líneas y formáis parte de esos 379 vecinos que votaron a Societat Justa Despí (S.J.D.), me gustaría daros las GRACIAS uno a uno. Para mí cada uno de vuestros votos vale mucho, ¿y por qué?, porque tiene mucho mérito apostar por el caballo pequeño, en el modesto, sabiendo que no iba a ganar la carrera, o quizá no se clasificaría para la gran final. Habiendo opciones claramente ganadoras, vuestro principal patrimonio en democracia, el voto, ha sido para SJD. Ha sido un voto de ilusión, de convencimiento de que se puede hacer política de manera sencilla, propositiva, buscando el bien común por encima de los enfrentamientos, practicando el juego limpio y reconociendo el buen hacer de todos.
 
He recibido llamadas, mensajes, fotografías, abrazos, besos, ánimos…la verdad, por momentos me he sentido verdaderamente feliz, muy, muy, muy arropado. Son de esas cosas, de estas sensaciones, que dan sentido a este pequeño suspiro en el tiempo que es la vida.
 
También ha sido el voto de la confianza personal sobre quienes hemos configurado la candidatura. Eso es mucho de valorar, ya que como muy sabiamente dice mi compañera María José: “la confianza es aquello que se gana con pocas palabras y con muchos hechos”. Sin ir más lejos, esta campaña ha servido para descubrir y redescubrir amigos de verdad, de los que merece la pena, y no solo me refiero a compañeros de partido, ha habido personas que sin apoyar nuestra lista nos han reconocido sinceramente nuestra labor. Eso es muy de ser persona, de ser de verdad. Por otra parte, también ha servido para aprender un poco más sobre la naturaleza humana, sobre esa asignatura que nunca he aprobado ni creo que apruebe nunca, la de “saber distinguir la paja del trigo”. No todo han sido alegrías, alguna espina quedó clavada. Ahora, con el paso de los días, y perdida en la cantidad de apoyos que he recibido, cada vez más insignificante, pero clavada quedará.
 
Las podría definir esta campaña con muchas palabras, pero la primera que me viene a la cabeza es “orgullo”. Más bien, el sentirme orgulloso del equipazo de compañer@s que han tenido la generosidad de acompañarme en esta apasionante, divertida y enriquecedora experiencia. A ellos sí he podido uno a uno darles las gracias. Cuando me preguntan por qué en Societat Justa Despí no cobramos cuotas de afiliados, que es imposible tirar un partido adelante sin dinero, yo contesto que no tendría dinero para pagar cada uno de los días, de las horas dedicadas al partido por mis compañeros. Pero no se trata solo de trabajo o dedicación al partido, hay cosas que el dinero no puede comprar ni recompensar; como el compromiso, la fidelidad, las palabras sinceras, los gestos de aliento y sobre todo los valores. ¡No!, los valores ni se compran ni se venden, quién los tiene y además los demuestra con hechos, no tiene precio.
 
Siempre he dicho una frase que mantendré hasta las últimas consecuencias: “Prefiero quedarme a un solo voto de entrar en el Ayuntamiento con SJD que tener una mayoría absoluta con un partido que no me representa”. Y así es, quienes me conocéis lo sabéis de sobra. Iniciamos este proyecto con esa idea, con la de llevar una voz libre y centrada en Sant Joan Despí y los problemas de su ciudadanía al pleno de Sant Joan Despí. Desde un principio sabíamos que la labor no iba a ser ni mucho menos fácil, todo lo contrario. Para nosotros entrar en el Ayuntamiento hubiera representado tener el altavoz ideal para poner sobre la mesa los problemas del día a día de nuestros vecinos. Pero lo seguiremos haciendo desde fuera, llevamos 7 años en la misma línea. Al igual que nada cambió tras las elecciones de 2015 , tampoco nada cambiará desde hoy.
 
Modestamente, desde nuestra irrupción, hemos colaborado para mejorar Sant Joan Despí, aunque muchos no lo sepan o no lo perciban, pero así ha sido y será.
 
Sé que me repito mucho, pero quienes nunca cambiamos estamos condenados a hacerlo, ja,ja,ja,ja… Quiero acabar con la que muchos sabéis que es mi palabra preferida….¡GRACIAS!!!!!!
 
Atentamente,
Manuel Ruiz Casanellas.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *