Pleno del 14 de marzo de 2013 en Sant Joan Despí. Moción fantasma y cámaras no autorizadas.

Posted by: | Posted on: marzo 15, 2013

El pleno del pasado jueves fue muy interesante. En primer lugar, una grata sorpresa; había una chica grabándolo a la vista de todos, justo al lado del jefe de la Policía local. De nuevo, y no me canso de decirlo, mis felicitaciones para el equipo de gobierno local por permitir por tercera vez consecutiva la grabación libre de los plenos municipales. Que sea nuestro derecho como ciudadanos no quita que pudieran tratar de impedirlo, como sucede desgraciadamente en otras muchas localidades.

Por otra parte, la ciudadanía parece que ha despertado en cuanto a su interés por asistir a los plenos. Resulta muy grato tener que buscar una silla entre “el patio de butacas” de la sala de plenos. Durante años, 3 ó 4 sillas eran suficientes para todo el público asistente.

Pero pasemos a lo sucedido en el pleno. Cabe destacar la presentación por parte del concejal Cristian Rastrojo del “Plan por la reactivación de la ocupación y el desarrollo local 2013-2015”. Como expuso atinadamente más de un portavoz político, especialmente el  de CiU, Pere Montserrat, parecía una mezcla de acciones pasadas, presentes y futuras, y como declaración de intenciones está muy bien, pero luego habrá que ver los resultados reales. Espero que el -no dudo bienintencionado- plan no quede en una lectura de propósitos que se queden sólo en la faceta teórica y se haga todo lo posible por cumplirla. Sin embargo no puedo evitar acordarme de la tan generosamente difundida Ordenanza Municipal de Civismo, que luego es ignorada como si no existiera.

Parece ser que iniciativas como APTA les han hecho ponerse las pilas al gobierno municipal. Han tenido que ser un grupo de vecinos los que dieran el paso de montar una asociación y posteriormente una cooperativa de trabajadores para que se anunciara en este plan que si se monta una cooperativa la ayudarían. Espero que sea verdad. De momento me consta que desde el Ayuntamiento les proporcionaron medios para montar la exitosa botifarrada del pasado día 10 en la plaza del Mercado. Es una buena señal.

Pero todos los plenos tienen algo que los hace merecedores de asistir. El punto 6.1 (Moció Cimera Econòmica i Social presentada per el grup municipal del PSC), dio ese toque subrrealista que tanto caracteriza a nuestros plenos. Normalmente se tratan mociones, propuestas y debates de lo más variopintos. Algunos temas tienen que ver con la ciudad, otros no. Algunos simplemente son mociones que se presentan a nivel genérico. Se trata hacer seguidismo a las ejecutivas de cada partido. Son propuestas que los grupos municipales franquiciados presentan en cada municipio. El caso es que lo que presentó el PSC local consistía en apoyar una propuesta que el PSC había tramitado en el Parlament y que además ya había sido desestimada por el President Mas. Es decir, ¡se votó una moción sobre algo que ya no existía, sobre algo que ya no tenía sentido apoyar!, pero se votó. El punto de cordura lo dio el concejal del PP, Manuel López, que antes de votar preguntó si aún tenía sentido presentar la moción, ya que el asunto estaba ya finiquitado en el Parlament. Aún así la moción sinsentido se sometió a votación. CiU se abstuvo, el PP votó en contra y a favor de la moción fantasma votaron PSC e ICV-EUiA ( pese a que Joan Herrera dijo que no asistiría por mostrarse escéptico sobre sus resultados)

Una vez aprobada la moción virtual, que merece un lugar de privilegio en los anales de nuestra política municipal como la moción más inútil que se haya sometido a votación (por lo menos de las que haya presenciado personalmente), pasamos al punto 6.2 (Moció de rebuig al avantprojecte de modificació de la llei modificadora de les bases de règim local (LBRL) presentada pel grup municipal del ICV-EUiA). La moción fue aprovada con la negativa del PP. Normal, siendo ellos quienes proponen la modificación de dicha Ley desde el gobierno de España.

Pero todavía quedaba otra moción, la tercera y última; 6.3 (Moció sobre la seguritat al Pla del Vent, presentada pel grup municipal del PP). Hace tiempo que se vienen sucediendo demasiados episodios de inseguridad en este barrio. Societat Justa Despí (S.J.D.) también recibió las quejas de la ciudadanía y presentó al respecto una instancia en el Ayuntamiento. Ésta fue contestada más o menos en los mismos términos en los que respondieron al grupo popular local. Al parecer se trata de una punta de hechos determinada, nada por lo que preocuparse especialmente. Aquí empezó lo de siempre, el intercambio de reproches entre los partidos-FRANQUICIA. El señor alcalde contestó que de tanto hablar de delincuencia en este barrio la cosa llegaría a oídos de los ladrones y podrían llegar a pensar que es fácil delinquir en nuestra ciudad. Algunos de los presentes le rieron la gracia. No creo que a algunos vecinos del barrio les hiciera mucha gracia sobretodo a algunos comerciantes víctimas de los robos, pero bueno, por lo visto lo dicho por nuestro principal empleado municipal resulto gracioso para algunos de los presentes. Creo que no cayó en que si hay un problema y le está llegando a uno la misma información por distintos lados quizá es hora de afrontarlo con algo más de seriedad. Al igual que están tratando de mitigar el drama del desempleo y se habla mucho de él precisamente porque el tema es importante y hay que centrarse en buscar alternativas,  cuanto más se hable de los problemas de delincuencia más conciencia se tomará de la importancia del asunto. No hablar de un problema no lo minimiza. Tampoco ayuda contraargumentar lo planteado en la moción tirando balones fuera hablando de Castelldefels, con gobierno municipal del PP, diciendo el señor alcalde que no tenía él la percepción que Castelldefels fuera una ciudad peligrosa, pero que hablara con su alcalde el regidor de la oposición si así lo viera, aprovechando que son del mismo partido.

El portavoz del PP proponía aumentar las medidas de seguridad en el barrio de Pla de Vent Torreblanca con la colocación de cámaras de seguridad. El señor alcalde le contestó que él era partidario de colocar cámaras, pero que no tenían autorización para hacerlo. Sin embargo sí las pueden colocar para vigilar monumentos emblemáticos de la ciudad, como Can Negre. Oyendo esto recordé unas cámaras que hay en la Avenida de la Generalitat (ver fotos). Desconozco qué es lo que vigilan realmente. No veo ningún monumento digno de vigilancia por la zona; sólo el semáforo del túnel que pasa por debajo de la autopista y una zona de aparcamiento de vehículos municipales, incluso donde he visto aparcado algún vehículo de una empresa no exactamente municipal, aunque sí responsable de muchas de las obras que ha contratado nuestro Ayuntamiento. El caso es que si no se le está permitido al Ayuntamiento instalar cámaras para vigilar la delincuencia en las calles siendo nuestro señor alcalde declarado partidario, ¿cómo es que están instaladas estas cámaras y además en la fachada de un de alquiler de viviendas público? Seguramente habrá una explicación razonable a esta palpable  contradicción, pero se me escapa. Quizá el concejal del PP tendría que haber dejado en evidencia esta situación  contradictoria, o quizá no cayó en ello. Seguramente la situación de las cámaras tiene una justificación especial, que obviamente, se me escapa. Como siempre otorgo el beneficio de la duda.

En todo caso, animo a quién leyera esto a que se anime los segundos jueves de cada mes a asistir a los plenos municipales. Cada día cuesta más conseguir asiento pero merece la pena. Eso sí, la entrada es libre, que no gratis, ya que la pagamos todos con nuestros impuestos.

IMG00497

CIUDADANO DE SANT JOAN DESPÍ

Facebook: Manuel Ruiz Casanellas

Twitter: @MRuizCasanellas

 





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *