Societat Justa Despí (S.J.D.) presenta una instancia de acceso a información pública sobre las revisiones y el mantenimiento de los extintores en los edificios gestionados por la empresa municipal ADSA.

Posted by: | Posted on: marzo 31, 2017

Texto y fotografías adjuntas de la instacia de acceso a información pública que Societat Justa Despí (S.J.D.) ha presentado en nuestro Ayuntamiento el 31 de marzo de 2017.

A la atención del Consejo de Administración de la empresa municipal ADSA (Aparcamientos Despí S.A.), que según acta pública del pleno de nuestro Ayuntamiento de fecha 9 de julio de 2015 está compuesto, de no haberse producido cambio posterior, por:

Antoni Poveda Zapata (Presidente del Consejo).
Manuel López López (Consejero).
Sònia Bermejo Ruíz (Consejera).
Miguel Pérez Polonio (Consejero).
Ramón Caldés Roca (Consejero).
Fuensanta Fernández García (Consejera).
Miguel Guàrdia Guàrdia (Consejero).
José María Cabezas Leonor (Consejero).
Francisco Javier de la Fuente Grisolía (Secretario del Consejo de Administración).

Hemos detectado lo que parecen ser numerosas irregularidades según la normativa vigente en el mantenimiento, revisión y registro de varios extintores de incendios en edificios relacionados con empresa municipal ADSA.

Nos consta que a principios de marzo de este mismo año 2017 se han modificado algunas cosas, pero las irregularidades parece ser que vienen ocurriendo desde hace varios años, y queremos saber si realmente ha sido así y cómo se ha actuado y se está actuando en la realidad. Anteponemos nuestra confianza en que siempre se ha procedido con corrección, pero por lo que expondremos a continuación, queremos asegurarnos de que todo ha estado siempre en orden, como no puede ser de otra manera, además tratándose de un tema tan serio como es el de la seguridad de nuestros vecinos.

Cabe mencionar que según la normativa UNE 23120 sobre Mantenimiento de extintores de incendios, desde la fecha de fabricación y puesta en funcionamiento de un extintor, éste debe ser sometido a un mantenimiento anual. Dicha operación debe ser registrada en una etiqueta en el propio extintor. La presencia de dicha etiqueta es obligatoria, y en ella deben constar el nombre de la empresa registrada y acreditada para su mantenimiento, su dirección, número de autorización, organismo autorizante y las fechas de las sucesivas revisiones, así como las del próximo mantenimiento. Así mismo, la legislación pertinente también contempla que a los 5 años de su vida útil, cada extintor debe pasar una prueba de presión que se identificará con el correspondiente retimbrado, sin el cual el extintor se considera caducado. Los extintores deben superar dicha prueba de presión cada 5 años o cada vez que sean empleados, de manera que, si no han sido utilizados, deben superar al menos 4 pruebas de presión durante los 20 años de funcionamiento máximo de un extintor. Cada registro de retimbrado debe permanecer indeleble en el extintor hasta el final de la vida útil del mismo.

Una vez contextualizada la normativa, expondremos algunos ejemplos que justifican la presente petición de información pública.

Nos limitaremos a mencionar algunas situaciones que han sucedido y suceden en dos inmuebles que, según los presupuestos de ADSA, gestiona la propia sociedad municipal; los sitos en Rambla Jujol, 1-3 y el de la Avinguda de la Generalitat, 20, de Sant Joan Despí.

Los extintores de las plantas bajas de los edificios A y B de la Rambla Jujol 1-3, con año de fabricación 2008 (fabricante: Extintores Moncayo S.L.), según la legislación pertinente tendrían que haber sido revisados cada año desde entonces. Desde 2009 se tendría que haber registrado un mantenimiento anual en la etiqueta correspondiente. Y cada 5 años desde el inicio de su funcionamiento se deberían haber retrimbrado, es decir, tendría que haberse hecho esto último en 2012 como mínimo en ambos extintores, continuando con las revisiones anuales posteriores.

Pues bien, en extintor del edificio B, hasta como mínimo el 29 de diciembre de 2016 solo constaba en la etiqueta la revisión del extintor (con número de placa 0866744), la revisión de abril de 2012. No constaban las preceptivas revisiones de 2009, 2010, 2011 ni la de 2013. De hecho, en abril de 2013 ya supuestamente el extintor estaba caducado, como indicaba la etiqueta, y sin embargo aparentemente se mantuvo caducado y sin 4 revisiones registradas desde abril de 2013 hasta, como mínimo a 29 de diciembre de 2016. En 2013 se tendría que haber retimbrado y no constaba retrimbre alguno. Por supuesto, las revisiones de 2014, 2015 y 2016 en absoluto aparecían, ya que no había constancia de retimbre datado en 2013 ni la correspondiente nueva etiqueta tras efectuarse el mismo.

-Fotos del extintor de la planta baja del Edificio B de Rambla Jujol 1-3 (29/12/2016)-.

š



El extintor de la planta baja del edificio A (con número de placa 0868448), aparentemente también presentaba irregularidades a, como mínimo, 29 de diciembre de 2016. Tampoco constaban los registros de revisiones en los años 2009, 2010 y 2011. Sí constaban registros de los años 2012 y 2013. Pero en 2013 tendría que haberse retimbrado, ya que habían pasado 5 años desde su construcción. De hecho la propia etiqueta indicaba que caducaba en septiembre de 2013. No solo no aparecía etiqueta de retimbre de 2013, como indica la normativa, sino que se registraron, supuestamente sin haber pasado el perceptivo retrimbre, otras revisiones en el mismo 2013 y en 2014, estando ya el extintor caducado. Por tanto, el extintor aparentemente ha permanecido en el inmueble sin los registros de revisión al día, sin constar el retrimbrado de 2013 y caducado hasta, como mínimo el 29 de diciembre de 2016. Además de registrarse dos revisiones con el extintor legalmente caducado, algo que no tiene en absoluto sentido.

-Fotos del extintor de la planta baja del Edificio A de Rambla Jujol 1-3 (29/12/2016)-.

La empresa que constaba como responsable del mantenimiento en las etiquetas de ambos extintores era Punt Fire S.L.

Para averiguar si se trataba de un hecho aislado, el 24 de enero de 2017 consultamos otros extintores en otro edificio gestionado por ADSA, en concreto los de la Avenida de la Generalitat número 20. Ya que no encontramos extintores en las diferentes plantas, ni extintor de CO2 junto a los ascensores, como sería deseable, observamos los extintores situados en el párking. Estaban instalados un total de 6 extintores (con números de placa 374815, 374839, 374846, 374848, 374877 y 374884), todos fabricados por Extintores Moncayo S.L. en 2010.

Según la normativa, deberían tener la correspondiente etiqueta con todos los datos obligatorios, y por supuesto, con las fechas de revisión anuales. Al datar la fecha de fabricación en 2010, el año del primer retimbrado debería datarse en 2015.

En este caso, inexplicablemente no constaban ni las obligatorias etiquetas de revisiones en cada extintor. En consecuencia, no había registro de las revisiones pertinentes; las de 2011, 2012, 2013, 2014, 2015 ni 2016. Además no existir constancia alguna de retimbrado a los cinco años de la fabricación, es decir, el que se debería haber hecho en 2015, como ya hemos indicado.
-Fotos de un extintor y una placa de un extintor del párking del edificio de la Avinguda de la Generalitat 20, (24/01/2017)-.

Cabe decir que a partir de marzo de 2017 hemos registrado los siguientes cambios:

En el edificio B de Rambla Jujol 1-3, al extintor de la planta baja, se le ha pegado una pegatina de la empresa Joma Mantenimientos S.L., indicando que se ha hecho revisión del extintor en marzo de 2017. Sin embargo se ha registrado una fecha de caducidad superior al año, en lugar de indicar marzo de 2018, indica agosto de 2018. Así mismo, ahora sí aparece una etiqueta de retrimbrado. Pero dándose la circunstancia de que sigue siendo exactamente el mismo extintor que hasta febrero de 2017 constaba presumiblemente con tantos fallos de registro y caducado desde 2013, ya que la placa (número 0866744) es la misma, evidenciando que trata del mismo extintor. Resulta sorprendente que un extintor que supuestamente no ha pasado las revisiones ni retimbrado durante tantos años sea el mismo que se ponga en servicio a posteriori. De igual manera, la etiqueta de retimbrado de 2013 sigue faltando, ya que según dicta la normativa, los retimbrados sucesivos deben permanecer indelebles en el extintor hasta el final de su vida útil. Esperemos que todo tenga una explicación razonable y transparente.

-Fotos del extintor de la planta baja del edificio B de Rambla Jujol,1-3 (9/03/2017)-.

Siguiendo con los cambios recientes, al extintor de la planta baja del edificio A de Rambla Jujol 1-3 también se le ha enganchado una etiqueta de la empresa Joma Mantenimientos S.L.. Sin embargo, el extintor no es el mismo que había hasta como mínimo el 29 de diciembre de 2016, es decir, el del número de placa 0868448 fabricado en 2008, que estaba caducado desde 2013 y sin varias preceptivas revisiones anuales registradas.

El caso es que el extintor que desde marzo de 2017 se encuentra en la mencionada planta baja es otro diferente. En esta ocasión el correspondiente al número de placa 0866659, y también construido en 2008. Este extintor presenta etiqueta de retimbre datado en 2017, con siguiente fecha de retimbrado en 2022. Desconocemos si en su día, a los 5 años de su fabricación, en 2013, se retrimbró, ya que no consta la etiqueta que lo demuestre y que tendría que permanecer en el extintor. También desconocemos si recientemente ha tenido que retimbrarse por haberse tenido que utilizar y por eso se ha retimbrado en 2017. Pero aún en este supuesto, la etiqueta de retimbrado de 2013 tendría que estar presente. En todo caso, los informes correspondientes lo aclararán.

-Fotos del extintor de la planta baja del edificio A de Rambla Jujol 1-3 (9/03/2017)-.
Con respecto a los extintores del párking del edificio de la Avenida de la Generalitat 20, en marzo de 2017 también se han detectado cambios. El más evidente es que casi todos los extintores han sido sustituidos por otros. De modo que los ahora instalados tienen como números de placa (374815, 374837, 374839, 374840, 374845 y 374874). Solo no han sido cambiados los extintores con números de placa 374815 y 374839. Sin embargo, en esta ocasión tienen etiquetas incorporadas, no como sucedía en la situación anterior, cuando no estaban ni etiquetados a 29 de diciembre de 2016. Desde marzo de 2017, en todos los nuevos extintores -y en los dos que ya estaban en uso anteriormente- consta un retimbrado y un mantenimiento de 2017. Pero dado que los extintores se fabricaron en 2010 (también por Extintores Montoya S.L.), y que eso obligaría al primer retimbre en 5 años, en 2015, según la normativa no cuadra que se hayan retimbrado dos años después del primer retimbrado obligatorio, o bien 3 años antes del teórico segundo, en 2020, y que no conste en ellos el registro de retimbrado de 2015. En todo caso, cada extintor debe tener sus registros de trazabilidad que aclararán qué ha sucedido con cada uno de ellos desde su puesta en funcionamiento.

Cabe decir que en el extintor con número de placa 374840, consta como fecha de siguiente revisión agosto de 2018, cuando las revisiones deben ser cada 12 meses, no cada 17.
Como dato indicativo de que el rigor no parece ser el fuerte de los responsables de las revisiones de los extintores, les informamos que en las etiquetas azules junto al indicador de presión, en algunos extintores tienen marcada la fecha de retimbrado y en otros no. Alguno motivo debe haber que los informes correspondientes aclararán suficientemente.

-Fotos de los extintores del párking del edificio de Av. Generalitat 20 (9/03/2017).-

š

|

›


En resumen, pensamos que se trata de un tema muy serio del que la ciudadanía debe tener clara y completa información. Los primeros interesados en aclarar que todo ha estado siempre y está en perfecto orden y estado de revista es la propia empresa municipal ADSA, el conjunto de su Comité Ejecutivo -empezando por su Presidente-, y los responsables de nuestro Ayuntamiento tanto a nivel político como técnico. Queremos creer y confiamos en que es así, que nunca se ha actuado irregularmente y que se puede demostrar que la seguridad de los vecinos nunca ha corrido riesgo alguno. Somos conscientes que si se produjera o se hubiera producido en su día un incendio en los edificios mencionados, o cualquier edificio responsabilidad de ADSA que pudiera ser objeto de alguna irregularidad, las consecuencias podrían ser de dimensiones muy considerables, tanto a efectos de daños personales y en bienes, como de tipo legal.

Es por todo esto, y principalmente porque de lo que se trata en el fondo es de algo tan fundamental como optimizar la seguridad de los vecinos de los edificios responsabilidad de la empresa municipal ADSA, que les requerimos la siguiente información y/o documentación en la confianza de que será atendida con la máxima exactitud y prontitud aportándose las respuestas y la documentación demandada.

Documentación requerida:

1 Copia de los contratos de las diferentes empresas debidamente acreditadas y contratadas para realizar los trabajos de revisión y mantenimiento de los extintores de los edificios y aparcamientos gestionados por ADSA. En su defecto, contrato de las dos últimas empresas contratadas a tal efecto o como mínimo desde 2008.

2 Copia de los Certificados de revisión y retimbre de los extintores de los edificios y aparcamientos gestionados por ADSA desde que se instalaron, o en su defecto desde que es obligatoria la conservación de dichos documentos.

Preguntas y/o aclaraciones:

1. Quisiéramos saber exactamente cuál es el importe anual exacto destinado al mantenimiento y revisión de los extintores de los edificios gestionados por ADSA.

2. ¿Qué persona es la máxima responsable de destinar el dinero presupuestado para el mantenimiento y revisión de los extintores en los edificios gestionados por ADSA y hacer cumplir y monotorizar el trabajo de las diferentes empresas acreditadas que se contratan a tal efecto?

3. Motivos por los que retimbres de extintores fabricados en 2008 y 2010 se realizan en el año 2017, cuando la normativa establece retimbrados cada 5 años desde la fabricación de cada extintor, con lo cual, los retimbrados deberían teóricamente haberse realizado en 2013 y 2015 respectivamente, y los retimbrados en ambos años no constan indeleblemente en los extintores como es preceptivo.

4. ¿Por qué en su día había extintores en servicio en edificios gestionados por ADSA con la etiqueta de revisiones de los mismos sin estar al día de dichas revisiones e incluso caducada la fecha de sus retrimbrados y sin constar retimbrado alguno según estipula la normativa?

5. ¿Por qué habían en servicio extintores en edificios gestionados por ADSA sin tan siquiera la etiqueta obligatoria de revisiones y mantenimiento de dichos extintores, además de no constar el retimbrado a los cinco años de la fabricación de los extintores?

6. ¿Quién es el responsable máximo de que, en caso de siniestro en los edificios gestionados por ADSA, se detectara que los extintores no estaban al corriente de revisión?

Imágenes de la instancia presentada, tal cual.








Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *