Wall Street Journal destaca a Torrelodones como «modelo del movimiento por la limpieza política» en España.

Posted by: | Posted on: mayo 24, 2013

(Extraído de Radiocable.com) 
El diario estadounidense analiza en un reportaje de Ilan Brat y Christopher Bjork el caso de Vecinos por Torrelodones como ejemplo del auge de organizaciones de base en España que están interviniendo para cambiar la forma de hacer política y lograr mayor transparencia. Detallan la historia de Elena Biurrun, alcaldesa de la localidad madrileña,  con sus logros y fallos.

Wall Street Journal dice: “El hedor de un pozo negro fue el despertador político de Elena Biurrun. De madre y ama de casa pasó a ser un aguijón cívico después de que las autoridades locales se negaran a arreglar una tubería de alcantarillado rota, y luego una causa llevo a otra: formó un grupo para defender un bosque contra promotores inmobiliarios. Tras seis años de luchar contra el Ayuntamiento, la Sra. Biurrun fue elegida alcaldesa.”

El texto detalla: “Cuando se llevan dos años de su mandato, la Sra. Biurrun se ha convertido en una figura nacional, un modelo a seguir para un incipiente movimiento de limpieza política y gobierno transparente que arraiga en España. La alcaldesa de 39 años de edad ha abierto el Ayuntamiento a más participación ciudadana, abolido muchas prebendas oficiales y destinado los ahorros a escuelas y reparación de carreteras, con suficiente dinero sobrante para construir carriles bici y renovar un campo de fútbol.”

Y se explica: “En lugar de afinar un sistema político plagado de acusaciones de amiguismo, secretismo y malversación de fondos, muchos españoles están recurriendo al activismo en organizaciones de base. El número de españoles que participan en una actividad política diferente de votar o acudir a manifestaciones callejeras creció hasta el 39% en 2010 desde el 27% de 2008, según los últimos datos de la Encuesta Social Europea.”

[Leer el articulo completo en The Wall Street Jorunal] 

 





One Comment to Wall Street Journal destaca a Torrelodones como «modelo del movimiento por la limpieza política» en España.

  1. Lola dice:

    No se si la prensa extranjera tiene mucho interés por españa o somos nosotros que le damos mucho interés a lo que dice la prensa extranjera.

    Los desaguisados urbanísticos ralizados en torrelodones son la consecuencia de la política especulativa que se ha aplicado en prácticamente todos los cinturones de las capitales importantes de España y las zonas costeras cuyos responsables tienen siglas que todos conocemos PP-PSOE-PSC-CiU-PNV. Y en muchos casos con la complacencia de los partido «miro-pá-otrolado» IU-ICV-ERC.

    El caso de torrelodones es peculiar porque después de estar gobernado durante muchos años por esta partidocracia que lo dejó en la ruina, con una deuda enorme y con pésimos servicios (como tantos municipios de españa) un grupo de personas no adscritas a ninguna afiliación partitocratica se pusieron al frente del municipio y en pocos años le han dado totalmente la vuelta a la tortilla.

    Si me preguntan ¿entonces la solución a nuestros problemas está en estas estructuras localistas sin proyecto político para todo un estado? diré que no, que hay que buscar también alternativas política globales que cohesionen toda las actividades y servicios propios de un estado moderno.

    Pero lo que esta gente han demostrado con resultados cuantificables es que los partidos componentes de la partidocracia son estructuras delictivas para el expolio de los españoles, puesto que un grupo de neófitos políticos ha conseguido mejores resultados que estos partidos con su montones de fundaciones para el estudio y la orientación política, sus miles y miles de asesores y cargos de confianza bien pagaos, sus centenares de miles de cargos público y no públicos liberados, sus … etc.etc.

    A esta gente de torrelodones no los considero unos superdotados, ni más ni menos inteligentes que el resto de componentes de la partitocracia Y esto me lleva a una conclusión y es que esta gente simplemente son horrados.
    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *